Tres fantásticas excursiones desde Chañe

Chañe se encuentra en un lugar privilegiado, ya que desde este pueblo se pueden hacer fantásticas excursiones a localidades muy relevantes en la historia y con unos atractivos innegables.

Así, a pocos kilómetros de Chañe encontramos tres pueblos que merecen una visita por su elevado interés histórico y artístico. Vamos a hacer una breve mención de cada uno de ellos:

Cuéllar: visitar esta localidad es como realizar un viaje al pasado. Una villa medieval que aún conserva todo su sabor añejo. De ella merece la pena visitar el castillo de los duques de Alburquerque, un magnífico edificio que ya aparece documentado en el año 1306.

¿Qué más se puede visitar? Las murallas, de las más importantes de Castilla y León; la iglesia de San Martín, con sus tres naves; la puerta de San Basilio y la de San Andrés o el Parque Arqueológico de San Esteban, entre otros muchos lugares de interés.

Íscar: otra localidad que bien merece una visita. De ella podemos destacar un magnífico castillo, levantado en un cerro desde el que se domina el pueblo y kilómetros de pinares de lo rodean. Un edificio que aún conserva partes del siglo XIII, aunque buena parte de lo que hoy conocemos se debe a las obras de mejora y ampliación que en él se realizaron en el siglo XV.

Otro lugar para disfrutar es el Museo Marienma, célebre bailarina y coreógrafa cuya familia era de este municipio. La artista cedió una colección de 150 trajes que utilizó en sus representaciones, además de castañuelas, figurines y todo tipo de objetos personales y premios. Todo un homenaje a la danza española.

Olmedo: aquí espera al visitante un lugar de cuento, el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León. Un recinto en el que se pueden contemplar bellísimas maquetas, en realidad réplicas a escala perfectas, de diversos monumentos de la comunidad, desde el castillo de la Mota al de Coca, desde la iglesia de San Miguel de Olmedo a la de San Juan Bautista en Fresno el Nuevo.