Sabemos la importancia cultural que posee el territorio español en comparación a diversas partes del mundo, pues estas tierras abarcan una importantísima historia que evoca todo lo relacionado a la vida humana y a la naturaleza en general, es por ello que es de suma importancia conocer cuáles son los rincones establecidos como patrimonios culturales dentro de las regiones del país. En este caso daremos paso al reconocimiento emitido hacia El Hoyo de Pinares, un extraordinario espacio natural que, indudablemente, vale la pena preservar.

Expertos establecieron a lo largo de los años que el Hoyo de Pinares fue el lugar estratégico de una comunidad, la que habitaba la ahora necrópolis de San Vicente, pues datan de un período aproximado desde el siglo V hasta el siglo VIII después de Cristo. En la actualidad, varias empresas nacionales, entre las cuales podemos encontrar a cerrajeros en Valladolid, promueven la preservación de este gran espacio histórico.

Otro antiguo asentamiento ubicado en la zona es el de la Ermita de Navaserrada, el cual con la promoción de preservación establecida por el equipo de relaciones públicas, se ha conservado en gran medida, y se manifiesta que esta Ermita fue un gran asentamiento medieval, pero lo que hoy queda de él es solo un pequeño templo, reducido sólo a algunos restos.

Tenemos componentes sumamente importantes y valiosos del patrimonio cultural, sus para destacar algunos ejemplos como el increíble puente al estilo románico ubicado en el embalse de aguas “La puente”, además del Pulpito, la Pila Bautismal y el Arco interno, establecidos en la Ermita, donde también se rinde honor a la virgen de Navaserrada, celebración promovida sin ningún fin de lucro por la empresa apertura de puertas oviedo.

Es importante que, como comunidad y no sólo las empresas, nos dediquemos a conservar los sitios antiguos de España, pues cada uno es una página del libro de la historia del país que no podemos permitirnos perder, es nuestro derecho y deber.

Chañe es uno de esos municipios de España que, a pesar de no tener grandes monumentos de interés mundial ni paisajes extremadamente hermosos, sabe seducir con sus coquetos encantos a ese turista que está de paso en el lugar. Situada en la comarca de El Carracillo, enclave de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, Chañe ha sabido conservar con el paso de las décadas la esencia de los pueblos de la provincia de Segovia y el alma más castellana de la región de Castilla y León.

Muchas estampas se quedarán en la retina del paseante, o del autóctono que un día tenga que salir por desgracia de este acogedor y hospitalario pueblo. La Plaza Mayor es uno de los puntos neurálgicos del municipio; centro de reunión y mentidero donde el pueblo sabe compartir sus vivencias rutinarias, esta limpia y diáfana plaza goza del buen ambiente que ancianos y niños suelen darle, sobre todo en las tardes más primaverales y estivales.

El edificio del Ayuntamiento, la fachada de la Iglesia –cuenta con un muy personal campanario de piedra- o la ermita de San Antonio son algunas de las imágenes con las que nos toparemos en nuestro paseo por Chañe. Las cigüeñas son habituales en los múltiples campanarios del Chañe. Y es que muchas son las iglesias y centros religiosos que se pueden visitar en esta localidad.

Entre las curiosidades que Chañe nos regala encontramos sin duda las pegueras, que no son otra cosa que construcciones ovaladas o en círculo que se hacen con ladrillo y barro; el resultado es una especie de iglú, pero obviamente cálido y en ladrillo refractario, donde se la resina se quema para poder obtener de ella la pez –es una sustancia resinosa, densa y de color marrón claro que sirve para que las cubas de vino se vuelvan impermeables al cubrirlas con su añadidura.

Igual que la hermosa ciudad de Segovia se encuentra cercada por los serenos y plácidos ríos Eresma y Clamores, la Villa y Tierra de Sepúlveda es una comarca ubicada entre dos ríos, en este caso, el Duratón y el Caslilla, que ofrecen paisajes muy bellos a lo largo de su recorrido por la provincia segoviana.

En la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda se sitúa el municipio de Casla, uno de los más antiguos de esta comarca. Es en el piedemonte de la Sierra de Somosierra donde Casla desarrolla su extensión geográfica; Somosierra es uno de los puntos que comunica las provincias de Segovia y Madrid, quedando además muy próxima a otras sierras del Sistema Central, como Guadarrama o Ayllón.

Los paisajes de Casla y de la Villa y Tierra de Sepúlveda pueden llegar a ser muy atractivos para propios y extraños. Sus escenarios propician actividades como el senderismo; en la comarca es posible pasar en un instante de un llano a un cerro vertiginoso, pasando antes por un afluente del Duero como el Duratón o por el surco del Caslilla, que como el Guadiana tiende a secarse durante algunas épocas del año.

La comarca, con capital en la localidad de Sepúlveda, cuenta con un total de 39 municipios, aunque algunos de ellos albergan a otras poblaciones y pedanías (este es el caso, por ejemplo, de Santo Tomé del Puerto, que comprende los términos de Siguero, Sigueruelo, Villarejo, La Rades del Puerto y Rosuero).

La Historia cuenta cómo en la Edad Media la Comunidad de la Villa y Tierra de Sepúlveda se dividió en ocho ochavos, es decir, ocho zonas geográficas regidas cada una por un procurador de Tierra. Casla se incluyó en el ochavo de Prádena, junto a pueblos como Tanarro, Santa María del Cerro, Sigueruelo, Prádena, Condado de Castilnovo, Castroserna de Abajo, Castroserna de Arriba, Ventosilla y Tejadilla, Perorrubio y Valleruela de Sepúlveda.

La Tierra de Pinares es una comarca capaz de reunir la más pura esencia de Castilla y León. El norte de la provincia de Segovia, el sur de la provincia de Valladolid y el este de la provincia de Ávila se ensamblan en esta zona, capaz de unir lazos de los castellanos por encima de fronteras y barreras.

Son muchos los municipios que integran esta comarca, cada uno con una personalidad propia y con unos encantos y patrimonios extraordinarios. Las cuidadísimas y coquetas calles de Olmedo, la Ermita moderna de Sacedón, el fastuoso Castillo de Coca, el castillo del siglo XV –catalogado como Bien de Interés Cultural- y los mantecados de Portillo o los humedales de El Espadañal son algunos ejemplos de la riqueza de esta zona.

Uno de los motores económicos y turísticos de la Tierra de Pinares reside en el municipio de Covaleda, el de mayor superficie y el de mayor densidad de población de la comarca. Dentro de la provincia de Soria, Covaleda se sitúa entre las colinas, montes y montañas de la Sierra de Resomo y la Sierra de Urbión.

En Covaleda encontramos un interesantísimo patrimonio. Por ejemplo, el Puente de Soria, allí situado y de estilo gótico, fue declarado Bien de Interés Cultural en el apartado de Monumentos a principios de este siglo, algo que también le sucedió al Puente de Santo Domingo. En el corazón de la localidad podemos contemplar construcciones arquitectónicas impresionantes, como la Iglesia Gótico-tardía de San Quirico y Santa Julita; levantada en el siglo XVII, aún conserva el arco conopial del siglo XV que perteneció a otra iglesia construida antes que esta.

La ermita de la Virgen del Campo es otra de las joyas de Covaleda. Fue construida entre los siglos XVII y XVIII y adquirida por los covaledenses tras una compra a los monjes Benitos de Oña.

Si has tenido la oportunidad de viajar por tierra de pinares sabrás que hacer senderismo es un excelente deporte y muy entretenido para conocer cuando se es turista. España no solo nos ofrece infinitas rutas muy atractivas sino seguras y bastante divertidas cuando se trata de pasar un tiempo sea a solas o en familia. Este es el destino que más visita María, la recepcionista de Cerrajeria Sevilla.

Nava Rey es un pequeño municipio que pertenece a la provincia de Valladolid, hermosa y llena de una arquitectura sumamente enriquecedora, es un pecado no parar a conocerla en nuestro camino de viaje. Desde lo lejos puedes apreciar la hermosa iglesia parroquial, la cual cuenta con un arquitectura renacentista, que en cierta época fue muy marcada también por la tendencia arquitectónica gótica, e incluso el barroco. Aun así siendo una mezquita en el año 1200, su evolución le ha dado un toque especial a Nava Rey. En las reformas que se hicieron a esta iglesia, las cerraduras estuvieron a cargo de Cerrajeros .

En la iglesia hay un depósito de artes donde están preservadas grandes obras como Ecco Homo y el Jesús de nazareno. Todos estos implementos los toman para las festividades de semana santa.

Nava rey no solo es un espectacular lugar para ir de paso, debido a que cuenta con grandiosas fiestas en todo el año que es una de las más grandes causa de atracción para los turistas. Desde las fiestas de la función, como la fiesta de los novillos y también la de la virgen de los pegotes. Podrás identificar fácilmente la llegada al municipio porque hay una sucursal a la izquierda donde le pueden otorgar un pequeño mapa de la ciudad y darle información si solo están de paso.

Nava Rey ofrece una gastronomía muy variada de la que entiende el fontanero de Boadilla y también un sinfín de medios para entretener, además de ser un municipio lleno de bellezas naturales, nos puede ofrecer una calidez inmensa por parte de sus habitantes y usted sentirá que Nava Rey es un desvió obligatorio en cualquier momento que esté de senderista.

Se dará inicio al periodo de actividades de feria y festividades musicales dentro de la región, por lo que es impresionante la cantidad de personas que ya se encuentran preparándose para darle la bienvenida a este periodo del año en Cuellar, incluso capitalinos disfrutan de esta fiesta, pues los empleados de cerrajeros Malaga, disfrutaron sus últimos días de vacaciones en la región, con una bonificación hecha por sus empleadores.

Este sin duda es un festival que alberga de todo, tanto actividades de ocio, como actividades gastronómicas, hay para elegir en todos los sentidos, pues los niños podrán pasarla estupendamente con el variado conjunto de actividades infantiles presentadas en estas festividades, además de las clásicas corridas de toros. Los visitantes hicieron un estallido de alegría y júbilo al sentirse libres y disfrutar de la buena música y las costumbres inherentes a estas fiestas.

El sonar de la campana establecida en el ayuntamiento (que inclusive interrumpió a algunos empleados de www.fontanerosmadrid24horas.net que se encontraban laborando en la zona) dio inicio a esta esplendorosa celebración, con lo cual el grito espectacular de uno de los pregoneros de la celebración, el ¡A por ellos! Desato la algarabía y la alegría exactamente a las 19:30 momento oficial de inicio de las fiestas, hora en la cual se dio el llamado a los vecinos de la comunidad con el sonar de la campana.

La plaza de Santo Tome se llenó de gente por montón, la procesión en honor a la virgen fue recibida de la mejor manera, donde hicieron gala de presencia las autoridades religiosas de la municipalidad.

Posterior a ello la participación de grupos danzantes se hizo presente junto con el sonar de la música impuesta por la banda municipal perteneciente a la región local y otras bandas traídas a las festividades por algunas compañías, como Electricistas Madrid, para hacer publicidad a sus servicios luego de su expansión, luego se realizó el pequeño recorrido hacia Plaza Mayor, donde estaban a la expectativa miles de personas para celebrar la procesión y posterior a ello el lugar de llegada fue la iglesia de San Miguel, donde se manifestaron las respectivas ofrendas, siendo las florales las más emblemáticas.

Esta es una de las fiestas más esperadas por los vecinos de la localidad, pero no solo por esta comunidad de personas, ya que muchísimos visitantes de regiones exteriores vienen a celebrar estas maravillosas fiestas, donde reina el júbilo, el gozo y la alegría, y el sentimiento español se siente por los aires.

A veces se puede recorrer el mundo sin salir de un pequeño recinto. Es lo que ocurre con tierra de Pinares y alguna que otra zona relativamente cercana en el municipio de Olmedo. Aquí encontramos un pequeño parque que hace las delicias de grandes, pequeños, curiosos y amantes del arte. Es el Parque Temático del Mudéjar.

Se trata de un lugar en el que el visitante puede contemplar maquetas hechas a escala de destacados monumentos mudéjares. Maquetas realizadas con un gran realismo, que reflejan incluso los detalles más pequeños de las edificaciones. Una manera de conocer una parte importante de la riqueza y del espíritu de Castilla y León.

Y no se trata de una sucesión de maquetas sin más. Se encuentran en una agradable zona ajardinada que invita al paseo y a la calma. Calma necesaria para disfrutar de cada uno de los monumentos que en este parque se representa y que están convenientemente explicados en paneles informativos.

Son, en total, 21 maravillosas maquetas de iglesias y castillos, también de palacios de relevancia en la historia de la comunidad. Maquetas que nos trasportan a otros lugares y otras épocas.

¿Qué se puede contemplar en este parque? Si nos centramos en las iglesias, aquí veremos la de San Boal en Pozaldez, la de San Andrés y San Miguel en Olmedo, la de San Juan Bautista en Fresno el Viejo o la ermita de San Saturio en Soria.

Si hablamos de fortalezas, murallas y castillos, por supuesto están las copias del de Coca y el de la Mota, pero también réplicas de la puerta de Cantalapiedra y la de Medina en Madrigal de las Altas Torres o la de San Basilio en Cuéllar.

Y hay mucho más: el Palacio de Pedro I en Astudillo, un palomar típico de la zona o la estación de Villalón.

Réplicas realizadas de manera artesanal, con miles y miles de ladrillos y piedras diminutos para conseguir un realismo asombroso. Un parque, en definitiva, que merece la pena visitar.

Tierra de Pinares puede ofrecernos un recorrido por lo mejor de la arquitectura española, en casi todos sus estilos. Casi siempre arquitectura modesta, pero de una gran belleza e interés. Vamos hacer un recorrido histórico por lo que esta comarca puede ofrecer a los amantes del arte y la arquitectura.

  • Villa romana de Santa Lucía. Se encuentra en la afueras de Aguilafuente, un yacimiento arqueológico que nos deja entrever como eran las villas y las explotaciones agrícolas en tiempos de Roma. El Aula de Arqueología sirve para profundizar en el conocimiento de esta interesante época.
  • Arquitectura militar: Tierra de Pinares es tierra de castillos y aquí se pueden contemplar y visitar magníficos ejemplos de arquitectura defensiva, algunos todavía bien conservados. El castillo de Coca, el de Cuéllar, el de Turégano o el de Fuentidueña son solo algunos ejemplos.
  • Románico: en la comarca también podemos encontrar bellos ejemplos de edificios románicos, sobre todo en la zona noreste de Tierra de Pinares. Se concentra especialmente en Fuentidueña y sus alrededores. En este municipio destaca la iglesia de San Miguel, con un bello ábside y un pórtico con siete arcadas. En Fuentesoto se puede visitar la ermita de San Vicente, En Pecharromán la iglesia de San Andrés o en Sacramenia el monasterio cisterciense de Santa María la Real.
  • Mudéjar: también podemos encontrar bellos ejemplos de arte mudéjar, sobre todo en la zona de Cuéllar. Su castillo muestra clara influencia, como las iglesias de San Andrés o San Esteban. En Íscar la iglesia de San Sebastián, en Pinarejos la de Nuestra Señora de la Asunción o en Aguilafuente la de Santa María son también magníficos ejemplos.
  • Gótico: no podía faltar este estilo arquitectónico en Tierra de Pinares. Visible, sobre todo, en construcciones religiosas, podemos destacar la iglesia de Santo Domingo de Silos en Fuentesaúco, la de María Magdalena en Vegafría o la de San Juan Bautista en Carbonero el Mayor.