Monumento Histórico, patrimonio de la humanidad de gran atractivo turístico

Un imponente acueducto que adorna la ciudad de Segovia, su parte más importante aquella que es visible en la plaza de Azoguejo, construido en el siglo II d.C. con el fin de proporcionar a la ciudad el agua que tanto ameritaba, con 166 arcos de piedra de granito, el cual abarca un recorrido de más de setecientos metros,  un atractivo lleno de historia importante, se visualiza la presencia imponente del imperio romano, además de los cuentos  y leyendas que se han creado a su alrededor, en el lugar en donde se encuentra los tres arcos más altos, en los tiempos de roma un cartel en lo alto  se hallaba la fecha y el constructor en letras de cobre, a la vista de todos

Una leyenda cuenta que la creación de la ciudad estuvo en manos de Hércules Egipcio, y por esta razón en uno de sus nichos se encontraba la imagen de este, así como una vieja leyenda cuenta que  lo construyo el diablo, en su afán de adueñarse del alma de una niña construyo el acueducto, ya buscaba adueñarse  del alma de una mujer. Para la época de los Reyes Católicos, se colocaron en sus nichos la imagen de la Virgen del Carmen y la de San Sebastián. Hoy en día se aprecia solo la primera.

Reformas para el Acueducto de Segovia

Como hemos mencionado anteriormente, el acueducto de Segovia para la época de los Reyes Católicos, fue el momento durante el cual se hizo la primera reforma de este, tiempo durante el cual  se trató de conservar la edificación al máximo, justamente fue cuando se colocaron las imágenes de la virgen y de san Sebastián, así como el uso del mismo continuó  igual.

En la actualidad

Hoy en día es uno de los monumentos arquitectónico más importantes de la ciudad, a través de los años ha seguido funcionando de la misma manera y tal vez por esa razón permanece en pie, pero a pesar de ello, su estructura si ha sufrido ciertos deterioros debido al medio ambiente y a la exposición de agentes contaminantes.

Ha servido de escenarios para conciertos y encuentros importantes, hasta hace unos cuantos años el tráfico transitaba tranquilamente en sus cercanías pero debido a la mismo desgaste de la estructura se prohibió, sin embargo sufre los embates de los daños ambientales.

Un atractivo turístico sin igual

Su historia, el gran trabajo de ingeniería y arquitectura que supuso, además de la imponente belleza con la cual fue realizada, y además las leyendas creadas alrededor de su construcción suponen uno de los atractivos más importante que posee, su majestuosa belleza como si dividiera la ciudad en dos; en el invierno, que en la mayoría de las ocasiones alcanzan temperaturas muy bajas, es donde mayormente su atractivo se realza.

Es una estructura colosal, de enorme belleza que ha provisto a la ciudad de atractivo y agua por más de dos mil años, es un orgullo para los segovianos, el desplazarse a través de sus calles es todo un lujo, es un absoluto placer gozar de sus virtudes, muy cerca de la ciudad de Madrid, a solo una hora, lo cual facilita el traslado. Se destaca por su fama en cuanto a gastronomía y atención en servicios de hospitalidad