Fiestas en Tierra de Pinares

No hay localidad, comarca o provincia española que no disfrute de sus fiestas. Fiestas casi siempre con orígenes ancestrales que convierten los pueblos en espectáculos de mayor o menor interés turístico, pero siempre coloridos y animados.

Tierra de Pinares, como no podía ser de otra manera, también tiene sus fiestas. Fiestas que cada pueblo vive de una manera diferente y que, en algunos casos, son de gran interés. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunas de las más interesantes, antiguas o llamativas.

Si hablamos de fiestas y tradición hay que empezar en la localidad de Cuéllar. Allí se celebran los encierros más antiguos de toda España. Encierros que ya están documentados en el siglo XIII. De esa época e un documento por el que se prohibía a los clérigos asistir a lo que entonces se denominaban “juegos de toros”. No solo Cuéllar celebra encierros en sus fiestas patronales, también lo hacen otros municipios como Cantalejo o Fuentepelayo.

Si los encierros no tienen un origen religioso sí lo tienen las romerías. Y en la comarca de Tierra de Pinares se celebran en casi todos los pueblos. En ellas no faltan los bailes ni los trajes típicos. En Carbonero el Mayor son tradicionales los castillos de mozos ante la imagen de la Virgen del Bustar. En Cuéllar y alrededores la devoción es para la Virgen del Henar y en Cantalejo es la Virgen del Pinar la protagonista de las romerías.

Y no hay que olvidar la fiesta de la Subida de Mayo, típica en toda la comunidad y en la que se mantiene la tradición de colocar un árbol en la plaza del pueblo.

Además de todo ello, se han popularizado otro tipo de festejos de carácter histórico, como los mercadillos medievales o la recreación de hechos históricos de relevancia. Volvemos a Cuéllar y a sus fiestas de agosto, en ellas todos los años se celebra una ferie medieval. La Sinodal de Aguilafuente es otra de las citas importantes en este sentido y que con su nombre nos recuerda el del primer libro impreso en España.