El frio Chañe y Segovia

Como buen pueblo segoviano, en invierno aquí hace frio, pero no frio, sino FRIO, con mayusculas y con las letras bien remarcadas, solo el salir a la calle supone un esfuerzo para nuestros vecinos y es que los chañeros estamos acostumbrados al frio de la altitud que nos confiere nuestra meseta, los 767 metros sobre el nivel del mar que tenemos hace que seamos una buena zona para que se ceben con nosotros las bajas temperaturas, lo bueno que tenemos es que se compensa con ver nuestra campiña levantandose con el rocio congelado y por supuesto estar tan cerca de Segovia, a Acueducto segoviaunos 60 kilometros pues confiere un sitio tranquilo para quedarse y poder admirar una de las ciudades elegidas como uno de los 24 destinos de todo el mundo que visitar en invierno, en un web americana en la que equipara la capital segoviana con New york, Viena, Paris, Estocolmo y con lugares tan dispares como la catarata de los dioses en Islandia, el Parque de Yosemite en Estados Unidos o el Castillo de Neuschwanstein alemán. Y es que Segovia es un destino a visitar no solo en verano, cuando el tiempo es mas amable y se puede tener una vision mas clara por la luz del famosos acueducto, pero lo mejor que tiene Segovia en invierno es que la cubre un aura de misterio y los arcos del acueducto pueden cubrirse de nieve, son un espectaculo digno de ver como cualquiera de los monumentos segovianos de la ciudad.