Chañe

El municipio de Chañe se enmarca en la provincia de Segovia, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la pequeña localidad pertenece a la comarca de El Carracillo y se encuentra perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, integrado en el Sexmo de La Mata. Este pueblo segoviano posee, según datos de población, 904 habitantes al inicio del año 2014, lo que ha hecho que la población activa se hay visto aumentada, sobre todo por la población inmigrante.

La historia de la poblacion está datada en 1247, con la antigua grafia de Channe, antigua forma de escritura del Castellano antes de la contracción de la eñe. Existe un escudo en la Plaza Mayor del siglo XVI y que perteneció a Don Diego de Corral y Valdés, hijo de los fundadores de la Capilla de Los Corrales de la Iglesia de la Magdalena de Valladolid. En el Patrimonio cultural del municipio cabe destacar la Iglesia de Chañe, la cual se ha convertido en el monumento más emblemático de la localidad y que fue reformada hace 50 años y que dista sobremanera del aspecto que tuvo en el iglesia chañesiglo XVIII, y es que fue en el año 1710 cuando están documentados las primeras obras de este templo, asentado, seguramente sobre algún santuario medieval. La parroquia es una construcción de tres naves de pilar simple y compuesto rematada en el crucero con una cúpula sobre pechinas, con prebisterio y alto coro en los pies del edificio. La Iglesia conserva cinco retablos de los que resalta el Retablo del Altar Mayor fechado en la primera mitad del siglo XVIII.

Por su parte y hablando del Patrimonio Arqueologico de Chañe podemos ver referenciadas en su Carta Arqueologica 22 yacimientos datados desde el Paleolítico inferior a las etapas Romanas y Visigodas, pasando por la Edad del bronce y yacimientos de los periodos celta y celtibérico.

Las fiestas importantes del Pueblo son cuatro, destacando la Fiesta Grande, las de San Roque del 16 al 18 de agosto, destacamos también la del Corpus y la Semana Santa, y de manera especial la noche de San Juan el 24 de junio con la recogida del cantueso o flores de San Juan.