La labor que desempeñan los médicos es vital para la sobrevivencia de la humanidad, por eso se considera a la medicina, junto con la física y la química, una de las tres ciencias más importantes en la historia de la humanidad. Sin embargo, en pleno siglo XXI se podría pensar que los avances de la tecnología, las infraestructuras, las industrias y la sociedad en general han permitido ofrecer de manera asequible los vitales servicios médicos que brindan los médicos a todas las personas de cualquier rincón del mundo, pero no, aún existen algunas localidades apartadas considerablemente de las ciudades que no gozan de los servicios profesionales de medicina que brindan los médicos.

En ese respecto, en las zonas rurales de la provincia de Burgos se ha recientemente detectado una importante falta de facultativos para cubrir los servicios sanitarios y médicos que demandan las personas que allí viven, según lo ha admitido Antonio María Sáez Aguado, el consejero de Sanidad de la Junta Castilla y León. Recordemos que Sáez Aguado explicó esa situación en el marco de la inauguración del XXXVI Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial localizado en la provincia de Burgos.

Por consiguiente, surge la siguiente interrogante ¿Cuál es la solución al déficit de médicos en las zonas rurales de Castilla y León? La respuesta nos la ha brindado el mismo consejero de sanidad que ha dicho que para las vacantes de difícil cobertura se ofrecerán ciertos incentivos que atraigan la atención de los médicos dispuestos a trabajar en la localidad. Así mismo, matizó que normalmente conseguir médicos para un hospital es una tarea dificultosa debido a la escasez de profesionales de la medicina que existe hoy en día en España, ya que los pocos que hay para las muchas vacantes que existen, terminan siendo muy selectivos eligiendo los puestos laborales de las zonas más económicamente favorables para ellos.

El consejero de sanidad espera que el decreto de los incentivos para estas plazas sea aprobado en brevedad para poder subsanar con celeridad la tesitura que está viviendo la población rural de Castilla y León. En cambio, la empresa Cerrajeros  está dispuesta a brindar sus servicios a todas las personas de la provincia de Burgos, incluso a aquellas que habitan en las zonas rurales de la localidad, lo cual es un ejemplo de profesionales verdaderamente comprometidos con la ética y moral de su oficio, así como de su profesión.

Sólo queda esperar a la resolución final para ver en qué decanta todo esto. Lo cierto es que se es necesario realizar un llamamiento a todos aquellos médicos que hacen vida en la provincia en cuestión, a trabajar por el bienestar de la comunidad y no exclusivamente por el bienestar propio y de su bolsillo. Recuerden que, como médicos, tiene la obligación ética de salvar vidas sin importar la procedencia o raza de la misma, pues todos somos humanos y todos merecemos recibir atención médica de alta calidad.