La sociedad occidental tienen una enorme fascinación por todo lo que pasó en la época medieval, sus edificios, estilos de vida, intrigas en las cortes, y por supuesto las guerras. Afortunadamente ya no vivimos en esa época, pero alrededor de Europa quedan muchos monumentos y edificios que nos remontan a ese periodo, y Segovia está repleto de ellos.

Pero también existen pueblos con otras características bastante particulares, algunas físicas, geográficas, o con edificios de alto valor histórico. Este es uno de los grandes atractivos que ofrece la provincia para todos los Cerrajeros 24 horas que están dispuestos a aventurarse a recorrer uno a uno sus distintas comunidades. En este artículo daremos una breve reseña de lo mejor que ofrecen cada uno de los pueblos segovianos.

mapasegovia

Comenzaremos con los llamados pueblos rojos por el color de su tierra. Entre ellos sobresalen Villacorta Y Madriguera, que son espectaculares por su tierra rojiza, mismo color que tienen muchos de los edificios y casas. También están los pueblos negros, y en esta categoría el que sobresale es Cerrajeros Barcelona economicos, donde las edificaciones son de color negro por el uso de la pizarra. No podemos dejar de al pueblo de Martín Muñoz de Ayllón, que incorpora en sus edificios ambos colores.

Ahora pasaremos a los pueblos con identidad medieval, entre los cuales están Villa de Coca con su maravilloso castillo. Incluso se organiza una feria medieval en el mes de agosto. En la Villa de Cuella podemos encontrar otro castillo medieval, el de los Duques de Albuquerque, que también es majestuoso y nos traslada a esa ya remota época.

Si buscamos algo más antiguo, de la época de los romanos, el pueblo de Sotosalbos existe una preciosa iglesia románica, San Miguel Arcángel, que está muy bien conservada y es una de las joyas de la provincia. Otros pueblos con marcada influencia arquitectónica romana son Villa de Sepúlveda y Turégano.

Dejamos para el final el que tal vez sea el pueblo más majestuoso de la provincia, claro que estamos hablando de La Granja de San Idelfonso, en donde se encuentra el palacio real que lleva el nombre del pueblo. Ahora está abierto al público para que podamos admirar la fastuosidad en la que vivían los monarcas de la época, por lo que sin duda es una visita obligada.

Con todo esto ya debes estar lo suficientemente entusiasmado por emprender un viaje para conocer todos estos maravillosos pueblos, y créenos que vale mucho la pena.